“Si la gestión del agua es pública, hay mecanismos para controlarla” | Entrevista a Xavier Eritja

Xavier Eritja es diputado en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados, donde ya lleva dos legislaturas, con una fallida de por medio, trabajando por los intereses de la ciudadanía. En esta entrevista con Focus Diario habla sobre la gestión del agua en nuestro país, una de sus especialidades.

Imagen de portada: Esquerra Republicana

Francesc Xavier Eritja Ciuró (Sallent, Barcelona, 1970) es diputado de Esquerra Republicana de Catalunya en el Congreso por la circunscripción de Lleida. Historiador de profesión, este parlamentario ha llegado a la Cámara Alta en la pasada legislatura fallida y, en esta su segunda etapa, buscará trabajar para los intereses de los ciudadanos de su circunscripción hasta que sea necesario.

Un trabajo que se ve amenazado por los deseos independentistas en su tierra de origen, pero que no quitan las ganas de este diputado de seguir buscando el bien común en la cámara de representación nacional.

¿Hay problemas con respecto a las competencias de la Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo de gestión de la cuenca del Ebro?

Xavier Eritja: Las Confederaciones Hidrográficas en España tienen competencias delegadas del Ministerio de Agricultura. Hay problemas de competencias en la del Ebro porque hay varias comunidades implicadas y, por tanto, afecta a diversos modelos de organización, intereses, por lo que la complejidad en la gestión es grande.

Lo que decimos es que, en estos momentos, el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro no plantea el modelo de gestión integral, respetando la Directiva Marco Europea sobre el agua y su administración. Primero, se ha de proteger la calidad de las masas de agua para hacer viable el ecosistema fluvial y, a partir de eso, preocuparse por los usos: el uso de boca primero y luego usos sectoriales e industriales. El problema es que el Gobierno ha priorizado los usos, con un peso muy bajo de los sectores ambientalistas dentro de ese plan para el Ebro.

El tema de Cataluña en concreto es que nos encontramos con el Delta del Ebro, y todo lo que implica en cuanto a espacio económico, ecosistema natural y territorio social, y su supervivencia depende del caudal. Si este no sobrevive, se tiene que hablar del abandono de estas actividades. Y ahí entra en contradicción la cuestión sobre garantizar los caudales o garantizar los usos. Nosotros nos quejamos de que el Plan Hidrológico del Ebro lo que hace es priorizar el uso del agua para el riego para invertir, sobre todo, en la construcción de grandes presas para acumulación de agua y, a partir de ahí, financiar nuevos riegos, y ello afecta a los caudales.

¿Le falta financiación a la Confederación Hidrográfica del Ebro para seguir llevando a cabo sus competencias?

XE: La financiación de las Confederaciones Hidrográficas depende del Ministerio, pero también de las aportaciones de las comunidades de regantes a través de las cuotas que tienen que pagar por el uso del agua, que es un bien público. En estos momentos, sí falta financiación. La Confederación tuvo que hacer una fuerte inversión, lo que la ha dejado en un grave déficit.

Tras aprobarse la proposición no de ley que ustedes llevaron a la Comisión junto con otros grupos sobre la reparación de las carreteras de titularidad de la Confederación Hidrográfica del Ebro, ¿cuál es el siguiente paso?

XE: Esos caminos competen a las Confederaciones, que administran la gestión del agua y de los canales, pero también de los caminos agrícolas vinculados a ese servicio, por lo que es su responsabilidad repararlos. Pero claro, con esos problemas de financiación, han dejado de invertir. Por ello, pedíamos que asuma sus competencias para reparar esos caminos y que, una vez hecho esto, traspase esas competencias a los ayuntamientos o diputaciones correspondientes.

Nadie nos garantiza en función de qué intereses o qué actividades alguien trasvasa agua de un lado a otro”

Lo que no se puede hacer, como quería el Partido Popular, es traspasar unos caminos en los que no se ha hecho una inversión y que luego toda recaiga en las diputaciones o municipios.

La PNL salió adelante, incluso con la abstención del PP. Lo que hemos hecho ahora es incluir, en las enmiendas a los Presupuestos, una partida de 4.700 millones de euros para reparar esos caminos. Luego el traspaso de competencias, ya lo veremos, pero ahora lo importante es solucionar esto porque genera problemas para muchos ciudadanos.

Nosotros lo que vamos a hacer es insistir, lo traspasamos como enmienda ahora, y lo haremos de nuevo en otoño, con los presupuestos para el año que viene.

Con el tema de los planes hidrológicos, ¿cómo se posiciona?

XE: Nosotros consideramos que lo que hace falta es una visión integral de la gestión de la Confederación Hidrográfica del Ebro, y ello significa que, por encima de los intereses particulares de las comunidades de regantes y empresas, tiene que haber un criterio de gestión y sostenibilidad del propio ecosistema.

ebro
Punto de enlace en el río Ebro | Imagen: RTVE.es

Las pautas para priorizar esto las ha marcado la Directiva Marco del Agua: primero la calidad de los cursos de agua, y luego el resto. Creemos que la buena gestión de los planes hidrológicos quiere decir un planteamiento global. Hacer todo esto nos garantiza que todo el mundo puede tener su decisión, con una visión mucho más amplia que los intereses particulares.

En ese sentido, ¿cómo se va a posicionar en la futura discusión del Pacto Nacional del Agua?

XE: Hay que saber que, uno de los planteamientos de los que se habla en el gran Pacto Nacional del Agua es intentar hacer como con el modelo energético en los trasvases del agua, crear una gran red que traslade el agua entre cualquier punto del país. Y nosotros estamos en contra porque, si a partir de aquí, el trasvase del agua sobrante, que no la hay, se va a otra comunidad sin saber exactamente para qué, puede hacer que haya un déficit en la cuenca original. Y lo mismo pasa con la cuenca hidrográfica del Tajo. Nadie nos garantiza en función de qué intereses o qué actividades alguien trasvasa agua de un lado a otro.

¿Qué le parece la iniciativa de Mario Rodríguez (Greenpeace) de acabar con la política de embalses y trasvases? Ustedes hablan de trasvases, pero con matices…

XE: Muchos matices porque los trasvases se pueden hacer si es en momentos puntuales de sequía en el espacio de otras cuencas para garantizar las necesidades básicas de la población. Y eso nosotros lo hemos hecho en Cataluña para garantizar el agua de boca de determinados pueblos. Si es por esto, nosotros estamos de acuerdo, pero no para los trasvases encubiertos a zonas metropolitanas o hacia industrias.

Desde Esquerra Republicana de Catalunya, lo que intentaremos es que esto se quede ahí y no vaya a más. En los trasvases no deja de haber una gestión pública, pero es peligroso el mercado de concesiones privadas de agua: empresas que compran tierras y reciben unas concesiones de agua, unos derechos a su explotación, que pueden vender a otros. Si la gestión es pública, siempre hay mecanismos para controlar, pero si pasa al ámbito privado aquí pasa desapercibido totalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s